Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

Los hoteles realzan sus terrazas en verano con actuaciones en directo

Posted by gastronomicae en 13 junio, 2010

La oferta gastronómica, de copas y coctelería gana cada año más adeptos  |  Las terrazas han dado a los músicos una nueva proyección profesional.

Como el pasaje bíblico del pan y los peces, año tras año se han ido multiplicando. Ya son muy pocos los hoteles de Barcelona que no abren en verano sus terrazas para el disfrute de la ciudad. Pero con la infraestructura y las vistas –algunas gozan de las perspectivas más espectaculares sobre Barcelona– no basta. La oferta musical se ha ido convirtiendo poco a poco en elemento diferenciador, tanto o más como la coctelería y la gastronomía que propone cada una de las terrazas. Jazz, bossanova, funky, chill out… Año tras año, cada terraza va encontrando poco a poco su lugar en esta amplia oferta veraniega. Y las actuaciones musicales en directo no sólo son la guinda para una noche especial, sino que para los músicos se han convertido en una importante plataforma de proyección profesional.

Además, el entorno es precioso, muy sugerente, las vistas son preciosas, estás cantando y dejas la vista allí flotando en el mar…”, explica Mireia Izquierdo, una joven cantante de 33 años que cada miércoles y viernes actúa en el la terraza Brisa del Mar del hotel Duquesa de Cardona, ante unas espectaculares vistas sobre el puerto de Barcelona. “Es inspirador. Siempre los lugares en los que tocas condicionan, inspiran. La música coge otra dimensión por el contexto”, relata la cantante, cuyo grupo, The Piano Has Been Drinking, ofrece música pop pasada por el tamiz del jazz y con algunas creaciones personales de la propia cantante.

Los platos fuertes a nivel musical se concentran mayoritariamente a partir del miércoles. El hotel Condes de Barcelona, por ejemplo, programa para ese día las noches Möet, noches de música en directo regadas con champán. “No movemos grandes audiencias porque tampoco queremos ser otro bar de copas. Buscamos cosas que tengan gracia y que sean asumibles, y ofrecermúsica de pequeños grupos de artistas es un plus más en las noches de Barcelona”, relata Inés Vázquez, la relaciones públicas del hotel. “Pienso que el hecho de que las terrazas de los hoteles se animen a programar conciertos en directo es un aliciente, a la vez que abre un nuevo circuito para dar salida y trabajo a cientos de músicos que intentan hacer de la música una profesión digna, que desgraciadamente en este país no lo es. Si algo he aprendido sobre la música en estos últimos años trabajando como dj, es que es capaz de unir a las personas por encima de las clases, he podido comprobar en los conciertos cómo se reúnen todo tipo de personas de diferente condición y disfrutan al unísono de una melodía, una letra o un artista. ¡Es realmente mágico!”, afirma Natxo Arola, responsable de la programación musical de las noches de Arola, en el hotel Arts.

Al igual que la música, muchas terrazas están apostando por el concepto after work –después del trabajo–: seducir a los trabajadores con propuestas relajantes y sugerentes para desconectar después de una jornada de trabajo. Así, la mayoría de las terrazas comienzan su programación más atractiva a partir de las siete y media de la tarde. En este escenario, no sólo la coctelería, las tapas o incluso los refrescantes platos de verano desempeñan su papel. La música es primordial y muchos programan el tono dependiendo de la clientela de cada momento. Es el caso de Dolce Vita, la terraza del Majestic, que el pasado jueves inauguró la temporada. “Tenemos música ambiental que comienza tranquila pero que se anima poco a poco dependiendo de la respuesta del cliente”, explican desde el hotel. Una terraza que este año ha apostado mucho por la gastronomía, creando una barra japonesa donde disfrutar de todas las delicias asiáticas.

Otra de las novedades de esta temporada veraniega es la terraza Wet, ubicada en la planta baja del hotel W. Sus vistas sobre la playa barcelonesa no tienen precio. Aunque durante toda la semana se puede disfrutar de cócteles de autor, son los domingos del Copacabarna los que mandan. Una propuesta al más puro estilo carioca donde la música, la gastronomía y la coctelería destilan sabores tropicales.

Uno de los hoteles que finalmente han sucumbido a las peticiones de los barceloneses ha sido el Barceló Raval. Desde su inauguración, la dirección del hotel se había resistido a abrir al público su terraza, reservando sus espectaculares vistas de 360 grados sobre la ciudad únicamente a los clientes. “El verano pasado se hicieron algunas pruebas –explican desde el hotel– ante la insistencia de la gente. Vimos que era un éxito y este año la apertura ya es oficial”. De momento no se atreven con la música. Es un barrio muy sensible con el tema de los conciertos. Así que la música ambiente, relajante y suave, es la que acompaña la variada carta de cócteles donde el raspberry mojito es la estrella.

Precisamente la música casi siempre ha estado ligada a la Casa Fuster, desde que abrió el Café Vienés Jazz Club, un espacio que desde hace unos tres años reúne a los mejores intérpretes de jazz dentro del panorama musical nacional e internacional. Una sensibilidad musical que ahora ha trasladado a su terraza, que abrió por primera vez el verano pasado. “Los viernes haremos un homenaje a Woody Allen. Se hará un recorrido musical con los temas de las bandas sonoras de algunas de sus películas y también incorporaremos canciones que su banda interpreta en los conciertos y giras mundiales con La Woody Allen New Orleans Jazz Band”, explica César Royo, subdirector de Casa Fuster. Los jueves los han pensado para disfrutar la puesta de sol sobre el paseo de Gràcia con música relajante tipo flamenco fusión y hill & house. Los sábados subirán de tono. También han creado este año un espacio, el Blue View by Bombay Sapphire donde degustar una amplia variedad de cócteles.

El hotel Silken Diagonal también es de los que cuidan su cartel de artistas invitados. Este año han programado de jueves a domingo sesiones de música en vivo con artistas de la talla de Thompson (Ganador del Red Bull Music Academy 2010), Oliver Grimball (Flying Unicycle), con un directo instrumental de jazz con slam de poesía, Carl Handbig (Clock Records) con música que va del jazz al deep house o Escarles Johannson (Rare Soul & Groove) con música soul y blues.

Pero no toda la oferta se vive en las alturas. Otros hoteles sin posibilidad de elevar sus propuestas han convertido sus jardines y sus terrazas en verdaderos oasis dentro de la ciudad. Una de las novedades de este año es sin duda la terraza del Mandarin, donde, además de tomarse una copa, también ofrece la posibilidad de comer, cenar e incluso desayunar a los poco madrugadores.

Terrazas en planta baja

Hotel Mandarín. Paseo de Gràcia 38-40. El Jardín Mimosa es una terraza ubicada en el interior de la manzana donde el diseño del mobiliario permite al cliente mayor intimidad. Domina la música chill out, aunque ocasionalmente se prevé dj que pincharán música en directo. Se puede comer a mediodía y cenar a la noche acompañando el ágape con una variada carta de cócteles. Incluso se puede hacer un desayuno tardío ya que abre de 10 de la mañana a 11 de la noche.

Hotel W. La terraza Wet es novedad de este año. Abre al público hasta las 22.30 horas y alarga su horario los domingos, cuando tiene lugar la llamada Copacabarna, especie de fiesta inspirada en las playas brasileñas. Música de dj y amplia coctelería y abanico de snacks.

Hotel Arts. Marina, 19-21. Las noches de Arola es la apuesta de este hotel que para este año ha diseñado una nueva selección de gin tonics para acompañar las actuaciones musicales en directo que tendrán lugar cada jueves hasta el 26 de agosto, desde las 23 horas hasta las 3 de la madrugada.

Hotel Juan Carlos I. Avenida Diagonal, 661. La terraza The Garden se caracteriza, como su nombre indica, por los 25.000 metros cuadrados de jardines que la rodean. La música ambiente casa a la perfección con los refrescantes platos preparados para el espacio por el chef Daniel Candeal.

Hotel Gallery. Rosselló, 249. Con una terraza abierta a los jardines del Palau Robert, este rincón entre hiedras y árboles se convierte en un magnífico refugio donde comer, cenar y disfrutar de una copa aislados del bullicio de la ciudad. Abierta desde las 11,30 a las 24,30 horas. Programa música en vivo todos los jueves de junio y julio a base de bossanova, tango argentino, jazz o swing.

Catalonia Ramblas. Pelai, 28. La Terraza del Pelai está abierta hasta la medianoche y ofrece comidas y cenas en auténtica brasa al carbón.

Catalonia Albinoni. Portal de l’Àngel, 17. El Jardí de l’Àngel es un oasis dentro del bullicio de la ciudad que ofrece coctelería y tapas de autor hasta las 23 horas.

FUENTE: ANTONIA JUSTICIA, LA VANGUARDIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: