Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

El ‘cosmopolitan’ reina en Madrid: La moda coctelera de la época de Chicote revive para los paladares femeninos

Posted by gastronomicae en 3 diciembre, 2009

“Para hacer un buen cóctel hacen falta unas gotas de simpatía”, escribió Perico Chicote en su libro La ley mojada. A esta ley, fijada en el Madrid de los años veinte, se sometieron en las décadas posteriores (sobre todo en los cincuenta y sesenta) actores, políticos y personajes de la farándula, del canalleo y del glamour. Todas las actitudes se elegantizaban copa en mano, en la sinuosa oscuridad.

En la resurrección del cóctel no hay oscuridad. Hay luces y colores, como las combinaciones frutales que están de moda. “Las mujeres imponen sabor y estética”, dicen expertos como Javier de las Muelas (creador del cóctel de cuchara). El cosmopolitan reina junto al dry martini y el gin-tonic y el concepto de gastrobar(bar gastronómico) se extiende al mundo coctelero. Si hay alta cocina española, los protagonistas de los bares apuestan por el reconocimiento de la alta coctelería o la llamada “cocina líquida”.

Está a punto de abrir, bajo la batuta del dos estrellas Michelin Sergi Arola, Le Cabrera, una coctelería con tapas. Además de potenciar los cócteles en su restaurante Arola Gastro, el cocinero catalán afincado en Madrid abrirá en Bárbara de Braganza, 2 un espacio donde estará al frente su maestro coctelero, Diego Cabrera.

El mítico Chicote, que empezó a los 17 años a hacer malabarismos de copas y sabores en la barra de un bar, Pidoux, fue rey del mambo coctelero durante décadas. O podría decirse que papa en una catedral pagana del Museo Chicote (tan visitado como el Prado) que hizo historia en la Gran Vía. Un local recuperado en los noventa que ayer fue escenario de una celebración, al hilo del centenario de la famosa calle madrileña, en la que los más hábiles cocteleros de la ciudad se midieron en un concurso. Tenían que inventarse una fórmula de homenaje dual a Perico Chicote y a la Gran Vía.

Carlos Moreno y Estrella Moreno, madrileños ambos (pero no familia) resultaron vencedores con sus cócteles de casticismo en el siglo XXI: Tararí que te vi y La violetera. Carlos, barman de O’Clock, incluyó en su fórmula anís de Chinchón infusionado en madroños, azúcar de castañas asadas, vodka, fruta de la pasión y un toque de agua de cebada. Estrella, del hotel Ritz, utilizó jarabe de violeta, lima,perfecto amor (licor de hoja de rosa) y vodka.

La prueba fue reñida, pues competían con baristas o mixólogos (como se denomina a los expertos en cócteles) de alto nivel: Óscar Gutiérrez, de Chicote; Ángel San José, del Casino de Madrid; Ricardo García, del hotel Villamagna; Valerio Carrera, de Bokado-Museo del Traje; Ruth Mateo, de Arola Gastro; Javier Rufo, del Cock Bar, y Antonio Basalto, del Hilton Barajas.

“Estos son los top de la ciudad, junto con Del Diego (Fernando) y el Glass Bar del Urban”, afirma el cronista gastronómico madrileño Luis Cepeda, presidente del jurado. Cepeda se congratula del “repunte de la coctelería”. Una seña de identidad de la hostelería madrileña que, recuerda, comenzó precisamente en la Gran Vía en los años veinte. Antes del popul

FUENTE: EL PAIS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: