Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

Joan, Josep y Jordi Roca logran al fin la tercera estrella y Catalunya supera a Euskadi en ‘tripletes’

Posted by gastronomicae en 26 noviembre, 2009

El trío de El Celler de Can Roca recordará el 2009 como el año de los sueños cumplidos. A su inclusión en la prestigiosa lista de ‘Restaurant Magazine’ (se aupó al quinto puesto mundial) se añadió ayer la tercera estrella Michelin. También fue un día inolvidable para Fina Puigdevall y la pareja Martin Berasategui-Antonio Sáez, ‘biestrellados’ por Les Cols (Olot) y Lasarte (Barcelona), respectivamente. 

Al fin, el michelinazo. Tras años de injusticias y desdenes, la guía Michelin 2010 ha reparado los agravios: El Celler de Can Roca (Girona) consigue la tercera estrella, como anunció ayer la web de EL PERIÓDICO, con la que refuerza la pujanza internacional, si bien la condecoración de lagrandeur llega con retraso. Pero anoche, en el mercado de San Miguel de Madrid, cuando fue desvelado el secretísimo contenido del libro, no era el momento de pullas sino de felicitaciones, puesto que en el cuadro de honor han quedado inscritos nuevos nombres: logran el biestrellato Les Cols (Olot), Lasarte (Barcelona), La Terraza del Casino (Madrid) y Casa Marcial (Arriondas, Asturias). Y otras 16 casas con una, entre ellas, las catalanas Enoteca (Hotel Arts, Barcelona), Bo.Tic (Corçà, Girona), Fonda Xesc (Gombrèn, Girona), El Torreó de l’Indià (Xerta, Tarragona) y Ramon Freixa (Madrid, que la traslada desde Barcelona).

Catalunya recobra la hegemonía en la Michelin con la entronización de Joan, Josep y Jordi Roca, tras empatar con los vascos en el 2007. Cuatro triestrellados catalanes (El Celler de Can Roca, El Bulli, Sant Pau y Can Fabes) y tres vascos (Arzak, Martín Berasategui y Pedro Subijana).

LLAMADA DEL INSPECTOR // Joan, el mayor de los Roca, recibió ayer a las 10 de la mañana la llamada casi bíblica de un ángel de la anunciación flaco. Ceremonioso, Benito Lamas, inspector jefe, le dio la bienvenida al club: «Tenemos a bien concederle la tercera estrella Michelin». Joan lo festejó a la catalana, con la seriedad que le recuerdan los padres desde niño: «Me quedé aliviado, relajado, buen rollo, sin animaladas». Montserrat, la madre, maestra de los calamares a la romana, memoria gastronómica, fue pragmática: «Ya era hora». Y Josep prefirió el cava al champán. A la catalana, pues. Los Roca cierran un 2009 deslumbrante, sobrecogedor, después de alcanzar el quinto lugar del mundo en la lista de la revista Restaurant Magazine. Y dan fe del Año Roquista platos como la tortilla de caviar de arenque, la gamba con su arena y nostalgias como el cordero con pan con tomate, un bocadillo al revés. 

El traslado a un establecimiento más cómodo –una virguería arquitectónica– fue determinante para la decisión de los jueces, si bien es inexplicable la tardanza en una empresa especializada en la velocidad y los neumáticos. En una entrevista que publicó este diario el 15 de noviembre, Lamas lo sugería: «Están muy contentos, parece que se han revolucionado con la nueva casa». Anunció entonces, al menos 14 estrellas sin estrenar, que han sido 16. En la categoría de biestrellados, la extraordinaria sorpresa del reconocimiento a Fina Puigdevall (Les Cols) y a Martín Berasategui y Antonio Sáez (Lasarte). 

Los jefes del libro rojo habían asegurado que el año sería próspero, y lo es en comparación a la menesterosidad habitual, pero aún queda lejos el retrato completo y enfocado de la cocina del país. Quería Michelin celebrar con vivas el centenario, y reunió anoche a 180 invitados. Los Roca fueron besados, manoseados y masajeados por Juli Soler y Carme Ruscalleda, deseosos desde hacía tiempo de retornarles las toneladas de placer y afecto que les habían dado en la última década. Prepararon la cena maestros con estrellas, Santi Santamaria –ya no es el más michelínico, empatado ahora con Adrià gracias a Roncero y La Terraza del Casino–, Sergi Arola y el propio Roncero. Y dos chefs sin la medalla de puntas redondeadas, Ricardo Sanz (Kabuki) y David Muñoz (Diverxo), expectantes porque interpretaban la invitación como un presagio. Acertaron los dos.

FUENTE: EL PERIODICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: