Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

Restaurantes que están por abrir (y una yapa)

Posted by gastronomicae en 10 julio, 2009

Vamos con un par de gastrochismes. São Paulo espera ansiosa por el Arola Ventitrés, el restaurant que con el sello deSergi Arola –hasta donde sé el primer Michelin que desembarca en América Latina– abriría sus puertas el próximo septiembre en el marco del hotel Tívoli. También, se supone, la ciudad brasileña contará muy pronto con unCasa Cruz en la zona de Jardins, muy cerca del D.O.M.

Gastón Acurio trabaja a toda máquina para poner un La Mar en Nueva York, ciudad en la que también estaría por inaugurarse un restaurant llamado Agua Dulce y en el que, según dice el New York Times, tanto los cocteles como algunos platos de la carta van a estar preparados con aguas saborizadas de melón y pepino. (Qué curioso, ahora que lo pienso, por un lado La Mar, con toda su sal, y por el otro el agua dulce, todo en la misma ciudad, en la manzana). 

Zeev Godik es el dueño de Gaucho (la cadena de restaurantes argentinos en Londres para la que trabaja Fernando Trocca), y tiene toda la intención de abrir nuevos locales en China, Europa, Nueva York, Canadá y Buenos Aires. Por lo pronto (lo leí en el Destéfano Biz) el empresario holandés inauguró hace poco y justo al lado del GauchoPicadilly la heladería Freggo, especializada en helados típicamente argentos con gustos como dulce de leche, malbec y frutos rojos.

Pero, ¿qué más pasa en Buenos Aires? También en estos pagos se abrieron en los últimos tiempos unos cuantos boliches nuevos, como por ejemplo el Moreno (sobre la calle Moreno, en San Telmo), que ofrece cocina molecular, funciona en el marco del hotel homónimo y ha venido hasta ahora recibiendo críticas bastante buenas.

En la esquina donde estaba Christophe (Fitz Roy y Nicaragua) abrió uno que se llama Vermouth y de cuya carta (que apenas miré desde la puerta) me llamó la atención este plato: “raya con salsa de azafrán y portobellos ahumados”. Sinceramente, no tenía idea que la raya fuera algo comestible. En todo caso, igual me dieron ganas de probarla (ampliaremos).

En una esquina preciosa (la de Ravignani y Honduras), pusieron un restaurante que se llama Magendie. En Las Cañitas abrió la pizzeríaLa Guitarrita, y en Arévalo y Costa Rica To!, definido como “frapaneese” por la fusión las cocinas japonesa francesa. Hasta el momento, debo confesar, no fui a ninguno de todos éstos. Pero sí me dan ganas de probar el frapaneese, así que si alguien se apunta este sábado estoy (además está cerca de casa, y tiene la famosa cinta giratoria, que ya sé que es una pavada grande como una casa, pero quién puede negar que a la vez es algo muy entretenido).

En el rubro bares porteños no hay demasiado que contar, salvo que en el 878 (que ya de por sí era una suerte de “bar secreto”, diría elPerro Gastrónomo), hay desde hace un par de meses una segunda puerta semioculta que conduce a un nuevo espacio al fondo en el que, además de disfrutar de los excelentes tragos de la casa, también se puede fumar (hasta te venden puros; ahí sí fui, nada mal).

A propósito del tema aperturas, y como para ir cerrando: una tendencia que pareciera ir viento en popa es la de abrir los restaurantes de alta cocina en el marco de un hotel cinco estrellas. Como bien dice Pau Alborná i Torras, con una asociación de este tipo“se reduce el alto coste que suponen el alquiler y el personal, además de que se ganan posibles clientes hospedados en el hotel”. “Hay quien decide apostar por esta fórmula para su restaurante insignia –agrega– y otros que la eligen para segundas líneas de negocio”. Va, entonces, un dato para tener en cuenta: en Buenos Aires, según advierte esta nota, están hoy mismo construyéndose o proyectándose no menos de una decena de hoteles de lujo.

Antes de despedirme, dejo un regalito: el menú tentativo que mandó Sergi Arola al Tívoli y al que este blog tuvo acceso en exclusiva. Va así textual, para todos ustedes.

Besos, y hasta la próxima entrada.

******************************************************

“Con el mayor de nuestro respeto, y todo, todo el cariño, les presentamos nuestra propuesta distinta de comer y disfrutar de la comida con el resto de los comensales. Pidan los platos al centro de la mesa, pidan para picar y compartir, relájense y contágiense de la alegría de comer de tapas, esta manera tan española y al mismo tiempo tan universal.”

Sergi Arola

CLASSICOS DO AROLA

Para dividir…

Anchoas de santoña.

Jamón ibérico de bellota.

Terrina casera de foie gras.

Sardinitas limadas, maracujá, pimienta de spelette.

Lascas de de cachaço de porco bisaro con parmesano.

Tartar de ternera, infusión de soja y cebolla crustillant.

Carpaccio de vieira con vinagreta de yuzu e café.

Tacos de salmón ahumado con queso y anisados.

Corazones de mini alcachofas con ajo y perejil.

Ensalada de tomate con ventresca de bonito y aceitunas.

Endivias “Dips” al roquefort.

Embutido casero de vieira y asado de cerdo.

Raviolis de rabo de buey.

Dados de merluza fritos a la romana.

Chopitos rebozados a la andaluza.

Croqueta de presunto iberico.

Langostinos fritos “al ajillo”.

Calamares a la romana.

Las patatas bravas de Arola.

DEL MERCADO MUNICIPAL

Cada día nuestro chef selecciona del mercado municipal los productos más frescos, más exclusivos, para traérselos de un modo sencillo y saludable hasta su mesa.

Gazpacho de tomate y caqui con picatostes y tropezones.

Nossos ovos con ervilhas e presunto ibérico.

Pequeños pimientos fritos en aceite de oliva.

Ostras fritas o al natural de (denominación de origen).

Camarones a la plancha con ajo y perejil.

Pulpo a la brasa con patatas y pimentón de la vera.

Guiso de setas y lengua de cerdo.

CASI UN PLATO

Si desean acabar con algo más que tapas, les ofrecemos una selección de nuestras mejores recetas a partir de platos de nuestro restaurante en Madrid.

Bacalau mia cura com caldo de berbigau e ervilhas.

Cigala real con gnoqis de patata, suero de parmesano y nueces.

Robalo asado, verduritas glaseadas y clorofila.

Lomo de cordero, berenjenas fritas, jamón y cítricos.

Cochinillo lechal confitado a baja temperatura con puré de calabaza y mango.

Lomo de tropical, kobe beef con echadotas glaceadas y pure de cogumelos.

SOBREMESAS DO AROLA

Para acabar de comer nada mejor que el recuerdo en los labios de algo dulce…

Selecçao de de queijos do region com compotas caseiras.

Momento doce do Arola (tres pequeños postres servidos por comensal).

Momento “Fresco” do Arola (preparado de frutas y zumos naturales).

Selecçao gelados e sorvetes (servidos en una copa, con toppings a su gusto).

Sonhos de chocolate con creme de laranja.

Flan invertidos de chocolate blanco e coco, sorvet de maracujá.

Tarte de maça e gelato de baunilha.

 

FUENTE: VERONICA OCVIRK 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: