Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

Equilibrio e innovación

Posted by gastronomicae en 30 enero, 2009

Restaurante Nuclo, un joven, nuevo y atractivo universo culinario. La veraz inspiración de un cocinero es la cocina familiar, como en el caso del chef Jordi Narro. La carta del Nuclo amalgama tradición y modernidad e interesantes mezclas de dulce y salado.

Está ubicado en esta nueva área empresarial que crece entre Barcelona y l´Hospitalet de Llobregat. Lo ha diseñado el arquitecto japonés Toyo Ito a modo de amplio espacio transparente, intuitivo pero preciso en el que, con palpable armonía y una concisa musicalidad en las formas, conviven luz, agua, madera y color, materiales que hacen de este restaurante un espacio apacible y muy confortable, un espacio que encanta. Se trata del Nuclo, un nuevo y moderno restaurante en cuyos fogones oficia el joven chef barcelonés Jordi Narro. 

Jordi inició su formación profesional como cocinero en la escuela superior de Hostelería Sant Ignasi de Sarrià. Trabajó y maduró el oficio al lado de profesionales como Ferran Adrià en El Bulli de Roses, o de Joan Piqué en el Ruccula y de Jean-Louis Neichel en el Neichel de Barcelona. Amplió su disciplina culinaria en Francia, en la cocina del bello relais & châteauLa Chapelle Saint-Martin, a dos pasos de Limoges, en la región de la porcelana. Completó su formación con sendas estancias como stagiaire en el restaurante Santceloni de Santi Santamaria en Madrid y el en El Celler de Can Roca de Girona junto a Joan Roca. Desde mediados del 2001 hasta iniciar su trayecto en el Nuclo desempeñó el cometido de chef de cocina del restaurante L´Univers Gastronòmic de Fira de Barcelona. Hoy, en el Nuclo, Jordi Narro dirige con ahínco y eficacia un equipo de doce jóvenes profesionales cómplices de su misma filosofía culinaria. 

Su afecto a la cocina le viene a Jordi ya de pequeño. “En casa – nos dice-siempre se ha comido muy bien. De pequeño, a menudo acompañaba a mi madre – buenísima cocinera-a comprar al mercado de la Boqueria”. Y esto que nos explica Jordi es indudable. El gusto es el más íntimo y personal de los sentidos. El gusto es nuestra referencia culinaria primordial. En innumerables ocasiones – es el caso de Jordi-la veraz inspiración de un cocinero es la cocina familiar, son los aromas que uno recuerda de su infancia, es la cocina que uno ha gozado de pequeño. 

En nuestra visita al Nuclo, como aperitivo, Jordi nos sirvió un consomé de crustáceos con arroz y aroma de azafrán y un bocado de panceta confitada con crema de coliflor y caviar de Nacarii, a los que habían precedido unos grissines de sésamo con emulsión de pimienta como pequeño aperitivo. 

Como entrantes degustamos verduras de temporada asadas acompañadas de queso Tou de Til · lers y crujiente de arroz, una cocotte de setas y trufa, y una coca crujiente de foie gras con helado de alquequenjes, a los que siguieron dos platos de pescado, la lubina cocida en barro con pesto de nueces y trufa, y el rape con mango, melocotón de viña, espinacas y emulsión de avellanas. 

Finalizamos la comida con una tagine de cordero – guiso cocinado en cazuela de barro muy común en todos los países árabes-acompañado de falafels – especie de albóndigas propias de la cocina sefardí-de frutos secos y puré de orejones. Como postre, probamos una crème brulée con helado de dulce de leche y un cremoso de chocolate blanco con infusión de frutos rojos. 

La carta que propone Jordi Narro en el Nuclo amalgama tradición y modernidad, interesantes mezclas de dulce y salado y aportaciones culinarias que poseen el encanto de lo ajeno y la gracia de lo auténtico. 

Jordi, basándose en un absoluto respeto a la materia prima, procura cambiar la carta en función de los productos propios de cada estación. La bodega, ubicada en el propio comedor del restaurante y realizada en acero y cristal, permite el acceso a los clientes que deseen visitarla. Jordi Fas, jefe de sala, dirige con esmero y profesionalidad un servicio de comedor diligente y servicial. 

Compromiso, equilibrio, diseño e innovación, cuatro conceptos que pueden perfectamente definir esta apuesta de Fira de Barcelona, una apuesta fundamentada en un ilusionado y solícito equipo de gente joven que, visto el trayecto realizado hasta hoy – el pasado noviembre el Nuclo cumplió su primer año de actividad-,son el cimiento de un proyecto gastronómico con un futuro halagüeño y prometedor. 

FUENTE: 5 A TAULA , LA VANGUARDIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: