Gastronomicus

Este es un blog sobre gastronomía. No pretendemos criticar ni entrar en valoraciones, sólo informar.

COCINANDO EN FAMILIA

Posted by gastronomicae en 4 enero, 2009

Restaurante Ataula, honesta cocina en un espacio sencillo y tradicional. En estos últimos años se ha hecho más que evidente la asombrosa seducción que la cocina profesa en la gente joven. Cada día son más los jóvenes que apuestan por los fogones como medio para manifestar sus inquietudes. Francesc Flores es uno de ellos. 

A Francesc le encanta cocinar. Lo delatan sus ojos cuando nos habla de su vida y de sus aficiones pero, sobre todo, cuando habla de sus dos grandes pasiones, la jardinería y la cocina. 

Los referentes gustativos – lo que hemos comido desde pequeños en nuestro entorno familiar-condicionan, sin duda, nuestra formación. En este caso, el aprecio que este joven tiene por los fogones no es nada casual. “En casa siempre se ha comido muy bien. Mi madre – nos indica-es una gran cocinera”. Y fue precisamente ella, Rosario, quien le convenció para que estudiara cocina, a pesar de que Francesc ya había iniciado sus tanteos en el campo de la jardinería. Francesc inició sus estudios de cocina en la prestigiosa escuela Arnadi de Mey Hofmann, en Barcelona. Allí pasó seis meses y allí conoció a Cecilia, su novia, mexicana, circunstancia que lleva a Francesc a proseguir sus estudios de cocina en México. Allá, en Le Cordon Bleu – la famosa academia internacional de arte culinario creada hace más de cien años en París-,continúa su formación como cocinero, aprende las técnicas de la gran cocina tradicional y refuerza su inclinación y afecto por el arte de cocinar. 

Hoy, Francesc Flores tiene 25 años. Hace sólo seis meses decidió abrir este restaurante en su Calella natal, con la absoluta complicidad de toda su familia. Así, a su lado, su madre Rosario le ayuda en los fogones… “hasta que la marcha del negocio permita a Francesc organizar un mínimo equipo de cocina”. Su padre (y su hermana, cuando el quehacer lo requiere) atiende el servicio de comedor con esmero y familiaridad. La experiencia de este joven cocinero frente a Ataula es corta, pero su afán culinario y la ilusionada dedicación de toda la familia están fuera de toda duda. 

El restaurante Ataula está ubicado en la calle Romaní, a dos pasos de la céntrica plaza de la Església, justo en el local en el que durante muchos años había estado afincada la fábrica textil, el negocio familiar de sus padres Quicu y Rosario, yde su abuelo paterno, Antonio, fallecido esta misma semana, de quien el joven Francesc nos habla con verdadero cariño y a quien seguro le hubiera encantado poder leer este primer artículo sobre su nieto. Pero la vida, desgraciadamente, es a veces – demasiadas veces-así de irrazonable. 

En nuestras dos recientes visitas a esta casa hemos tenido oportunidad de probar interesantes entrantes, como un clásico carpaccio de filete con parmesano y salsa Caesar, unos espárragos verdes sutilmente cocidos acompañados con vinagreta de remolacha, el salteado de setas del tiempo con butifarra negra, el camembert con mermelada de arañón o el hígado de pato con manzana y reducción de Pedro Ximénez, un plato que hace evidente la óptima combinación culinaria entre el hígado de pato y la manzana. 

Otros dos interesantes entrantes que nos aconsejó Francesc son la escalivada con butifarra negra y el ceviche de pulpo, plato propio de diversos países de América Latina que combina un pescado laminado o troceado – en este caso Francesc utiliza el pulpo-aliñado con zumo de lima, naranja, chiles, especias y aros de cebolla – y a veces servido sobre hojas de lechuga-,y que cada cocinero compone según su personal creatividad. 

Como segundos platos probamos unos excelentes calamares encebollados, las espalditas de conejo confitadas, los carrillos de cerdo guisados sin hueso con tagliatelle, el pollo con ciruelas y butifarra, las codornices en escabeche y los pies de cerdo rellenos de setas, gratinados con alioli. Francesc nos aconsejó también el cochinillo asado y el bacalao con sobrasada y huevo frito. Como postres cabe destacar de la carta el brownie de chocolate con helado de vainilla y las peras al vino con rodajas de naranja confitada. 

Ataula es resultado del esfuerzo y dedicación de un cocinero y una familia cuya pretensión es cocinar para hacer felices a los comensales que, a pesar del poco tiempo transcurrido desde su abertura, ya acuden a esta casa, fieles y leales a la cocina del joven Francesc, un cocinero que por encima de innecesarias rarezas y artificios culinarios, y frente a tanto barullo cocineril, ha optado por la sensatez y por una incuestionable coherencia y naturalidad. Como debe ser. 

FUENTE: 5 A TAULA, LA VANGUARDIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: